Un árbol de Navidad y una boda

enero 27, 2011 — Deja un comentario

Un árbol de Navidad y una Boda
Fiódor Dostoyevski
Relato, 1848
Voz: Mercedes Menchero Verdugo
Duración: 24 Minutos
Música: Classiccat
Literatura rusa

Precio de la descarga : 1 Euro

Descargar este relato

Fedor Dostoievski nació en Moscú en 1821, en el seno de una familia burguesa. Gran conocedor del alma humana, es uno de los más grandes novelistas de todos los tiempos. Falleció en San Petersburgo en 1881.

Arbol de Navidad

La policía secreta del zar acaba de detener a un grupo de revolucionarios. Entre ellos figura un joven escritor de aspecto débil y enfermizo, un tal Fedor Dostoievski, que tres años antes —estamos ahora en 1849— había publicado su primera novela, ¿as pobres gentes, con notable éxito. Los conspiradores son condenados a muerte. Sobre un carro, cargados de cadenas, el escritor y sus nueve compañeros son conducidos a la plaza Semenovsk, de San Peersburgo. Nieva suavemente y un viento helado azota a los reos. El oficial que manda el pelotón de ejecución da lectura a la sentencia, redoblan los tambores y los soldados preparan las armas. Un cosaco venda los ojos del novelista. Alguien solloza. De súbito, como un milagro, se oye un grito: «¡Alto!»


¿Qué es lo que ocurre? La sentencia ha sido conmutada en el último momento. Se perdona la vida a todos los condenados, y Dostoievski marcha desterrado a Siberia. Durante cuatro interminables años permanece en las heladas estepas asiáticas. Sufre los primeros ataques de epilepsia y parece imposible que su débil constitución pueda resistir la terrible dureza de la prisión. El escritor, sin embargo, resiste.

“Nuestro presidio —escribiría luego en su novela La casa de los muertos— estaba en el extremo de la ciudadela, dentro de las murallas. Si se mira por las rendijas de la empalizada, sólo puede verse un trozo de cielo y una elevada muralla de tierra cubierta por las altas hierbas de la estepa. Noche y día pasean por ella los centinelas, y el que mira se dice a sí mismo que pasarán años enteros y que verá por la misma rendija, siempre la misma muralla, siempre los mismos centinelas y el mismo rínconcito de cielo, no el que está encima de la pared, sino otro lejano y libre. Imaginaos un gran patio, de doscientos pasos de largo y cincuenta de ancho, rodeado por una empalizada hexagonal irregular, formada por estacas profundamente clavadas en tierra: tal es el recinto exterior del presidio. A un lado de la empalizada hay una gran puerta sólida y siempre cerrada, vigilada por centinelas, y que únicamente se abre cuando los presidiarios van al trabajo. Detrás de esa puerta está la luz, la libertad, viven gentes libres. Desde dentro de la valla imaginábamos todos ese mundo maravilloso, fantástico como un cuento de hadas. No era así el nuestro, pues no se parecía a nada conocido, y tenía sus costumbres, su aspecto y leyes especiales; era una casa muerta-viva, una vida sin analogías con la otra, poblada por hombres excepcionales…”


En 1854, al salir de la cárcel siberiana, Dostoievski no ha cancelado aún su pena. Todavía debe cumplir unos años de servicio militar obligatorio como soldado. Se casa y su fama como escritor va afirmándose cada vez más. Acosado por los acreedores, se ve forzado a escribir incesantemente. Tras ¿as pobres gentes, publica Humillados y ofendidos. La casa de los muertos y su obra cumbre, Crimen y castigo. En 1881 publicó ¿os hermanos Karamazov. La crítica universal considera hoy a Fedor Dostoievski como uno de los mejores novelistas de la historia de la literatura. El filósofo alemán Nietzsche dijo de él que «era la única persona que le había enseñado algo de psicología». Efectivamente, la penetración del escritor ruso llega a desvelar los más recónditos y oscuros misterios .del alma humana, demostrando al mismo tiempo una gran comprensión y simpatía por los humildes y desheredados de la fortuna. Su influencia se ha dejado sentir no sólo sobre la literatura rusa, sino también sobre la mundial.

Un árbol de Navidad y una boda

Este relato de Dostoyevski es un cuadro costumbrista que refleja a la alta burguesía de Petersburgo, a mediados del siglo XIX. En él, el autor narra las “maneras” de concertar una boda y los límites morales que se traspasan para conseguir el objetivo: un interés puramente económico y una prometida, niña aún, que pasa de estar bajo el dominio de su padre al de su marido. La habilidad descriptiva de Dostoyevski es aquí, como en todas sus obras, magistral, dibujando la psicología, tanto en caracteres como en actitudes de los personajes, de una forma impecable. A ello se añade la crítica sin ambages a la moral de su época, dando como resultado un retrato brutal de las “buenas familias” petersburguesas.

Realismo Literario

Naturalismo Literario

Romanticismo Literario

Surrealismo Literario

Descargar Un árbol de Navidad y una boda

About these ads

No hay comentarios

Be the first to start the conversation!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s