Archives For María Teresa Ramírez García

Cuento de Navidad

diciembre 22, 2014 — 1 comentario

Cuento de Navidad
Ray Bradbury
Duración: 7 minutos
Voz: Teresa Ramírez García
Selección musical: Gelosoft
FX: Gelosoft
Audiolibro Gratis

Escuchar Audiolibro:

Descargar Audiolibro Gratis

Queremos celebrar con todos vosotros esta Navidad regalando un audiolibro; un relato navideño del genial autor norteamericano Ray Bradbury: Cuento de Navidad.
Ray Douglas Bradbury (1920-2012) está considerado como uno de los mejores escritores estadounidenses dentro del mundo literario de la ciencia ficción, la literatura fantástica y el terror. Prolífico autor de cuentos y relatos como sus inolvidables Crónicas marcianas, elocuente novelista (Fahrenheit 451), modernista, moralista y naturalista.

En esta ocasión hemos seleccionado Cuento de Navidad, un peculiar relato ambientado en 2052 sobre el verdadero espíritu navideño. Muy apropiado en estos días de ingentes excesos. Esperamos que os agrade.

Cuento de Navidad : Texto completo

Nave Espacial

El día siguiente sería Navidad y, mientras los tres se dirigían a la estación de naves espaciales, el padre y la madre estaban preocupados. Era el primer vuelo que el niño realizaría por el espacio, su primer viaje en cohete, y deseaban que fuera lo más agradable posible. Cuando en la aduana los obligaron a dejar el regalo porque excedía el peso máximo por pocas onzas, al igual que el arbolito con sus hermosas velas blancas, sintieron que les quitaban algo muy importante para celebrar esa fiesta. El niño esperaba a sus padres en la terminal. Cuando estos llegaron, murmuraban algo contra los oficiales interplanetarios.
-¿Qué haremos?

-Nada, ¿qué podemos hacer?

-¡Al niño le hacía tanta ilusión el árbol!

La sirena aulló, y los pasajeros fueron hacia el cohete de Marte. La madre y el padre fueron los últimos en entrar. El niño iba entre ellos, pálido y silencioso.

-Ya se me ocurrirá algo -dijo el padre.

-¿Qué…? -preguntó el niño.

Mars and Elysium

El cohete despegó y se lanzó hacia arriba al espacio oscuro. Lanzó una estela de fuego y dejó atrás la Tierra, un 24 de diciembre de 2052, para dirigirse a un lugar donde no había tiempo, donde no había meses, ni años, ni horas. Los pasajeros durmieron durante el resto del primer “día”. Cerca de medianoche, hora terráquea según sus relojes neoyorquinos, el niño despertó y dijo:

-Quiero mirar por el ojo de buey.

-Todavía no -dijo el padre-. Más tarde.

-Quiero ver dónde estamos y a dónde vamos.

-Espera un poco -dijo el padre.

El padre había estado despierto, volviéndose a un lado y a otro, pensando en la fiesta de Navidad, en los regalos y en el árbol con sus velas blancas que había tenido que dejar en la aduana. Al fin creyó haber encontrado una idea que, si daba resultado, haría que el viaje fuera feliz y maravilloso.

-Hijo mío -dijo-, dentro de medía hora será Navidad.

-Oh -dijo la madre, consternada; había esperado que de algún modo el niño lo olvidaría. El rostro del pequeño se iluminó; le temblaron los labios.

-Sí, ya lo sé. ¿Tendré un regalo? ¿Tendré un árbol? Me lo prometieron.

-Sí, sí. todo eso y mucho más -dijo el padre.

-Pero… -empezó a decir la madre.

-Sí -dijo el padre-. Sí, de veras. Todo eso y más, mucho más. Perdón, un momento. Vuelvo pronto.

Los dejó solos unos veinte minutos. Cuando regresó, sonreía.

-Ya es casi la hora.

-¿Me prestas tu reloj? -preguntó el niño.

A galaxy about 330 million light years from Earth.

El padre le prestó su reloj. El niño lo sostuvo entre los dedos mientras el resto de la hora se extinguía en el fuego, el silencio y el imperceptible movimiento del cohete.

-¡Navidad! ¡Ya es Navidad! ¿Dónde está mi regalo?

-Ven, vamos a verlo -dijo el padre, y tomó al niño de la mano.

Salieron de la cabina, cruzaron el pasillo y subieron por una rampa. La madre los seguía.

-No entiendo.

-Ya lo entenderás -dijo el padre-. Hemos llegado.

Se detuvieron frente a una puerta cerrada que daba a una cabina. El padre llamó tres veces y luego dos, empleando un código. La puerta se abrió, llegó luz desde la cabina, y se oyó un murmullo de voces.

-Entra, hijo.

-Está oscuro.

-No tengas miedo, te llevaré de la mano. Entra, mamá.

Entraron en el cuarto y la puerta se cerró; el cuarto realmente estaba muy oscuro. Ante ellos se abría un inmenso ojo de vidrio, el ojo de buey, una ventana de metro y medio de alto por dos de ancho, por la cual podían ver el espacio. El niño se quedó sin aliento, maravillado. Detrás, el padre y la madre contemplaron el espectáculo, y entonces, en la oscuridad del cuarto, varias personas se pusieron a cantar.

-Feliz Navidad, hijo -dijo el padre.

Resonaron los viejos y familiares villancicos; el niño avanzó lentamente y aplastó la nariz contra el frío vidrio del ojo de buey. Y allí se quedó largo rato, simplemente mirando el espacio, la noche profunda y el resplandor, el resplandor de cien mil millones de maravillosas velas blancas.

espacio

Fuente del texto : Ciudad Seva

Descargar Audiolibro Gratis

Audiolibros sobre la Navidad

Anuncios

Declaración universal de los Derechos Humanos
10 de Diciembre de 1948
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 14 Minutos
Colección Textos Fundamentales
Audiolibro gratis

 

Escuchar declaración:

DESCARGAR DECLARACIÓN

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, cuyo texto completo figura en las páginas siguientes. Tras este acto histórico, la Asamblea pidió a todos los Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y dispusieran que fuera “distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los territorios”.

Logo: ONU

Descargar GRATIS ahora

Continue Reading…


Constitucion audiolibroConstitución Española de 1978
Audiolibro
Actualizada
Colección: Textos Legales – Textos indispensables
Voz: Antonio Abenójar o Teresa Ramírez
Duración: 2 horas 20 minutos
215 ficheros navegables por artículos

 

Elige tu voz favorita. Especial Oposiciones (Formación)

La Constitución Española de 1978 es la norma suprema del ordenamiento jurídico del Reino de España, a la que están sujetos los poderes públicos y los ciudadanos de España.

El Grupo Editorial Audiolibro.org tiene el placer de presentarles un audiolibro indispensable para todos: La Constitución Española. Una cuidada y fiel producción sonora que se ha confeccionado navegable por artículos, secciones, capítulos y títulos, en formato Mp3 de gran calidad; para estudiar, repasar, o simplemente para poder disfrutar de la escucha de este texto fundamental en la vida y en la historia de todos los españoles.

Artículo 136 :

Descargar Artículo 136

Artículo 11:

Descargar Artículo 11

Precio de la descarga : 2 Euros

Descargar Ahora Constitución Española Voz Masculina

VERSIÓN CD-AUDIO


Audiolibro : Constitución Española de 1978

Voz Femenina:

audiolibro constitucion

Preámbulo:

Descargar Preámbulo

Artículo 20:

Descargar Artículo 20

Precio de la descarga (Voz Femenina) : 2 Euros

Descargar Ahora Constitución Española Voz Femenina 

Descargar Constitución Española Voz Masculina

Imagen: texto de la Constitución Española de 1978 - Un fragmento

Esquema de los ficheros (navegables por TÍTULOS):

TÍTULO PRELIMINAR

Artículo 1.
Artículo 2.
Artículo 3.
Artículo 4.
Artículo 5.
Artículo 6.
Artículo 7.
Artículo 8.
Artículo 9.

TÍTULO PRIMERO: DE LOS DERECHOS Y DEBERES FUNDAMENTALES

Artículo 10.

CAPÍTULO PRIMERO: DE LOS ESPAÑOLES Y LOS EXTRANJEROS

Artículo 11.
Artículo 12.
Artículo 13.

CAPÍTULO SEGUNDO: DERECHOS Y LIBERTADES

Artículo 14.

SECCIÓN PRIMERA: DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES Y DE LAS LIBERTADES PÚBLICAS

Artículo 15.
Artículo 16.
Artículo 17.
Artículo 18.
Artículo 19.
Artículo 20.
Artículo 21.
Artículo 22.
Artículo 23.
Artículo 24.
Artículo 25.
Artículo 26.
Artículo 27.
Artículo 28.
Artículo 29.

SECCIÓN SEGUNDA: DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS CIUDADANOS

Artículo 30.
Artículo 31.
Artículo 32.
Artículo 33.
Artículo 34.
Artículo 35.
Artículo 36.
Artículo 37.
Artículo 38.

CAPÍTULO TERCERO: DE LOS PRINCIPIOS RECTORES DE LA POLÍTICA SOCIAL Y ECONOMICA

Artículo 39.
Artículo 40.
Artículo 41.
Artículo 42.
Artículo 43.
Artículo 44.
Artículo 45.
Artículo 46.
Artículo 47.
Artículo 48.
Artículo 49.
Artículo 50.
Artículo 51.
Artículo 52.

CAPÍTULO CUARTO: DE LAS GARANTIAS DE LAS LIBERTADES Y DERECHOS FUNDAMENTALES

Artículo 53.
Artículo 54.

CAPÍTULO QUINTO: DE LA SUSPENSIÓN DE LOS DERECHOS Y LIBERTADES

Artículo 55

TÍTULO II: DE LA CORONA

Artículo 56.
Artículo 57.
Artículo 58.
Artículo 59.
Artículo 60.
Artículo 61.
Artículo 62.
Artículo 63.
Artículo 64.
Artículo 65.

TÍTULO III: DE LAS CORTES GENERALES

CAPÍTULO PRIMERO: DE LAS CAMARAS

Artículo 66.
Artículo 67.
Artículo 68.
Artículo 69.
Artículo 70.
Artículo 71.
Artículo 72.
Artículo 73.
Artículo 74.
Artículo 75.
Artículo 76.
Artículo 77.
Artículo 78.
Artículo 79.
Artículo 80.

CAPÍTULO SEGUNDO: DE LA ELABORACIÓN DE LAS LEYES

Artículo 81.
Artículo 82.
Artículo 83.
Artículo 84.
Artículo 85.
Artículo 86.
Artículo 87.
Artículo 88.
Artículo 89.
Artículo 90.
Artículo 91.
Artículo 92.

CAPÍTULO TERCERO: DE LOS TRATADOS INTERNACIONALES

Artículo 93.
Artículo 94.
Artículo 95.
Artículo 96.

TÍTULO IV: DEL GOBIERNO Y DE LA ADMINISTRACIÓN

Artículo 97.
Artículo 98.
Artículo 99.
Artículo 100.
Artículo 101.
Artículo 102.
Artículo 103.
Artículo 104.
Artículo 105.
Artículo 106.
Artículo 107.

TÍTULO V: DE LAS RELACIONES ENTRE EL GOBIERNO Y LAS CORTES GENERALES

Artículo 108.
Artículo 109.
Artículo 110.
Artículo 111.
Artículo 112.
Artículo 113.
Artículo 114.
Artículo 115.
Artículo 116.

TÍTULO VI: DEL PODER JUDICIAL

Artículo 117.
Artículo 118.
Artículo 119.
Artículo 120.
Artículo 121.
Artículo 122.
Artículo 123.
Artículo 124.
Artículo 125.
Artículo 126.
Artículo 127.

TÍTULO VII: ECONOMIA Y HACIENDA

Artículo 128.
Artículo 129.
Artículo 130.
Artículo 131.
Artículo 132.
Artículo 133.
Artículo 134.
Artículo 135.
Artículo 136.

TÍTULO VIII: DE LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL DEL ESTADO

CAPÍTULO PRIMERO: PRINCIPIOS GENERALES

Artículo 137.
Artículo 138.
Artículo 139.
CAPÍTULO SEGUNDO: DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL

Artículo 140.
Artículo 141.
Artículo 142.

CAPÍTULO TERCERO: DE LAS COMUNIDADES AUTONOMAS

Artículo 143.
Artículo 144.
Artículo 145.
Artículo 146.
Artículo 147.
Artículo 148.
Artículo 149.
Artículo 150.
Artículo 151.
Artículo 152.
Artículo 153.
Artículo 154.
Artículo 155.
Artículo 156.
Artículo 157.
Artículo 158.

TÍTULO IX: DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Artículo 159.
Artículo 160.
Artículo 161.
Artículo 162.
Artículo 163.
Artículo 164.
Artículo 165.

TÍTULO X: DE LA REFORMA CONSTITUCIONAL

Artículo 166.
Artículo 167.
Artículo 168.
Artículo 169.
DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera.
Segunda.
Tercera.
Cuarta.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera.
Segunda.
Tercera.
Cuarta.
Quinta.
Sexta.
Septima.
Octava.
Novena.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA
DISPOSICIÓN FINAL

Descargar Constitución Española Voz Femenina

Descargar Constitución Española Voz Masculina

Opción de compra rápida y fácil: Sellfy

Solicitar Constitución Española en Cd-audio

Más textos legales

El rayo de luna

agosto 15, 2009 — 1 comentario

rayolunaEl rayo de luna
Leyenda
Gustavo Adolfo Bécquer
Romanticismo
Voz : María Teresa Ramírez García
Duración: 28 Minutos
Música: MusOpen

Escuchar Demo:

Precio de la descarga : 2 Euros

DESCARGAR AUDIOLIBRO

DESCARGAR VÍA SELLFY

Cantigas…., mujeres…., glorias…., felicidad…., mentira todo, fantasmas vanos que formamos en nuestra imaginación y vestimos a nuestro antojo, y los amamos y corremos tras ellos, ¿para qué?, ¿para qué?, ¿para qué? Para encontrar un rayo de luna. Y en la Rima LXIX, La gloria y el amor tras que corremos, sombras de un sueño son que perseguimos, ¡Despertar es morir!

Imagen: Rayo de luna en el mar

Una de las mejores leyendas de Bécquer.
Más audiolibros de Bécquer

Descargar El rayo de luna en formato audiolibro

Poema Es de Lope

julio 20, 2009 — 4 comentarios

LopeEs de Lope
Poema
Lope de Vega
Voz: María Teresa Ramírez García
Duación: 2 Minutos
Música: MusOpen
Audiolibro Gratis

Escuchar Poema:

¡Descargar el poema gratis!

Félix Lope de Vega Carpio nació en Madrid en 1562. Tuvo una vida rica en aventuras y en su madurez se ordenó sacerdote. Es una figura primordial en el teatro clásico español. Murió en Madrid en 1635.

Otros autores del Siglo de Oro

Poema:

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

Félix Lope de Vega Carpio


cantarCantar de los Cantares
Salomón
Voz y adaptación:
María Teresa Ramírez García
Duración:
26 Minutos
Música: Ehma (cc:by-sa)

Primer Cantar:

Séptimo Cantar

Precio de la descarga: 2 Euros

DESCARGAR AUDIOLIBRO

DESCARGAR VÍA SELLFY

 

Para todos es bien conocida la gran sabiduría del Rey Salomón. En cierta ocasión, a dos mujeres que habían acudido a él para disputar la maternidad de un niño recién nacido, el sabio rey propuso cortar por la mitad al niño, con la seguridad de que la auténtica madre, antes de ver morir a su hijo, preferiría cederlo a la falsa, con lo que se podría descubrir quién era la verdadera. Y así ocurrió.
Aparte de ser un excelente gobernante se le atribuye la composición de los libros del Antiguo Testamento conocidos con el nombre de los Proverbios, Cantar de los Cantares y Eclesiastés. Las Sagradas Escrituras afirman que llegó a componer 3000 parábolas y 5000 cánticos.

Fragmento de El cantar de los cantares

El Cantar de Los Cantares es una especie de égloga pastoril en la cual, empleado un lenguaje propio de pastores, dialogan dos amantes recién casados. El grupo editorial Adiolibro.org, con la dirección de María Teresa Ramírez García, ha adaptado este precioso poema romántico en una bella versión sonora que cautivará muchas veces a aquellos que deseen escucharlo.

DESCARGAR AUDIOLIBRO


gota_de_sangreLa gota de sangre
Novela policíaca
Emilia Pardo Bazán
Voz: María Teresa Ramírez García

Duración: 2 horas
Música: Torley on Piano y Distimia (cc:by-sa)
FX: Audio-libro.com

 

Escuchar Demo:

Precio de la descarga: 2 Euros

Descargar Audiolibro

En esta ocasión tenemos el placer de presentar una novela policíaca de gran calidad con el especial ingenio de nuestra querida Emilia Pardo Bazán. Les aseguramos entretenimiento y emoción desde el primer minuto.

Descargar La gota de sangre de Emilia Pardo Bazán


snowLa reina de las Nieves
H.C. Andersen
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 90 minutos
Música: Evan & Tom Fahy (cc:by-sa)
FX: Audiolibro.org

 

Escuchar Demos:

Hans Christian Andersen, Voz: Carlos Alberto Lara Carranza

Introducción, Voz Carlos Alberto Lara Carranza

Capítulo 1

Precio de la descarga: 2 Euros

DESCARGAR AUDIOLIBRO

DESCARGAR VÍA SELLFY

Casi todos los niños del mundo conocen algún cuento de Hans Christian Andersen: El patito feo, el ruiseñor, el hombre de nieve, La sirenita, el soldadito de plomo o Los vestidos nuevos del emperador.

Todos estos cuentos se han traducido a todos los idiomas y han alcanzado gran popularidad entre mayores y niños.

La Reina de las Nieves, en danés, Snedronningen, es un cuento de hadas publicado por primera vez en 1845  que narra las aventuras de dos niños, Kai y Gerda, en un mundo fantástico y lleno de magia.

Imagen: La reina de las nieves

Descargar Audiolibro : La reina de las Nieves


ojos_verdesLos ojos verdes
Leyenda
Gustavo Adolfo Bécquer
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 23 Minutos
Música: Carlos & Miguel, Gregoire Lourme y Doc (cc:by-sa)

 

Escuchar Demo:

Precio de la descarga: 2 Euros

DESCARGAR AUDIOLIBRO

Hace mucho tiempo que tenía ganas de escribir cualquier cosa con este título. Hoy, que se me ha presentado ocasión, lo he puesto con letras grandes en la primera cuartilla de papel, y luego he dejado a capricho volar la pluma.
Yo creo que he visto unos ojos como los que he pintado en esta leyenda. No sé si en sueños, pero yo los he visto. De seguro no los podré describir tal cuales ellos eran: luminosos, transparentes como las gotas de la lluvia que se resbalan sobre las hojas de los árboles después de una tempestad de verano. De todos modos, cuento con la imaginación de mis lectores para hacerme comprender en este que pudiéramos llamar boceto de un cuadro que pintaré algún día…

Imagen: Ojos verdes - leyenda

Ir a todos nuestros audiolibros de Gustavo Adolfo Bécquer

Descargar Leyenda: Ojos Verdes


organMaese Pérez el organista
Leyenda
Gustavo Adolfo Bécquer
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 42 Minutos
Música: Classiccat, Evan, Windpearl
(cc:by-sa)
FX : Audiolibro.org

Escuchar Demo:

Descargar Demo

Precio de la descarga: 2 Euros

DESCARGAR AUDIOLIBRO : MAESE PÉREZ EL ORGANISTA

Tenemos el placer de presentar nuestra adaptación en formato audiolibro con una cuidada ambientación sonora de una de las leyendas más espectaculares de Gustavo Adolfo Bécquer, la leyenda del ciego anciano Maese Pérez, el organista de la iglesia de Santa Inés de Sevilla cuya forma de interpretar en el órgano no es comparable con ningún otro organista de este mundo. Humano y bondadoso ayuda a los más necesitados sabiendo que un día tendrá la ocasión de estar en presencia de Dios. Pero un día todo cambió…

“¿En qué consiste que el órgano de maese Pérez suena ahora tan mal? -¿Y el alma del organista?”

Imagen Interior convento de Santa Inés

Audiolibros de misterio

Descargar Audiolibro: Leyenda : Maese Pérez el Organista

Pulgarcito

mayo 4, 2009 — Deja un comentario

pulgar2Pulgarcito
Cuentos clásicos infantiles
Charles Perrault
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 25 Minutos
Música: OpenMus
.


Escuchar Demo:

Precio de la descarga: 2 Euros

DESCARGAR PULGARCITO

 

Pulgarcito…es mucho más que un cuento…¿No le apetece escuchar este clásico?

Pulgarcito de Perrault

Todos los audiolibros de Perrault

El patito feo

mayo 4, 2009 — Deja un comentario

patito_feoEl patito feo
Hans Christian Andersen
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 30 Minutos
Música: Classiccat
Cuentos infantiles
FX : Audiolibro.org
Download Demo


Escuchar Demo:

Precio de la descarga: 1.50 Euros

DESCARGAR EL PATITO FEO

Hans Christian Andersen nació en Odense (Dinamarca) en 1805. Fue hijo de un humilde zapatero, pero gracias a su talento y a su amor por la literatura consiguió con sus cuentos un destacado puesto en la literatura universal. Murió en Copenhague en 1875.

Andersen: El patito feo

Audiolibros infantiles y juveniles


Old bookIntroducción a las leyendas
Gustavo Adolfo Bécquer
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 15 Minutos

Música: Classiccat
Audio Completo
.
Descargar Gratis

Escuchar Leyenda:

DESCARGAR LEYENDA

Audiolibros de Gustavo Adolfo Bécquer

Por los tenebrosos rincones de mi cerebro, acurrucados y desnudos, duermen los extravagantes hijos de mi fantasía, esperando en silencio que el arte los vista de la palabra para poderse presentar decentes en la escena del mundo.

Fecunda, como el lecho de amor de la miseria, y parecida a esos padres que engendran más hijos de los que pueden alimentar, mi musa concibe y pare en el misterioso santuario de la cabeza, poblándola de creaciones sin número, a las cuales ni mi actividad ni todos los años que me restan de vida serían suficientes a dar forma.

Y aquí dentro, desnudos y deformes, revueltos y barajados en indescriptible confusión, los siento a veces agitarse y vivir con una vida oscura y extraña, semejante a la de esas miríadas de gérmenes que hierven y se estremecen en una eterna incubación dentro de las entrañas de la tierra, sin encontrar fuerzas bastantes para salir a la superficie y convertirse, al beso del sol, en flores y frutos.

Conmigo van, destinados a morir conmigo, sin que de ellos quede otro rastro que el que deja un sueño de la media noche, que a la mañana no puede recordarse. En algunas ocasiones, y ante esta idea terrible, se subleva en ellos el instinto de la vida, y agitándose en formidable aunque silencioso tumulto, buscan en tropel por dónde salir a la luz, de entre las tinieblas en que viven. Pero, ¡ay!, que entre el mundo de la idea y el de la forma existe un abismo que sólo puede salvar la palabra, y la palabra, tímida y perezosa, se niega a secundar sus esfuerzos. Mudos, sombríos e impotentes, después de la inútil lucha vuelven a caer en su antiguo marasmo. ¡Tal caen inertes en los surcos de las sendas, si cesa el viento, las hojas amarillas que levantó el remolino!

Estas sediciones de los rebeldes hijos de la imaginación explican algunas de mis fiebres: ellas son la causa, desconocida para la ciencia, de mis exaltaciones y mis abatimientos. Y así, aunque mal, vengo viviendo hasta aquí paseando por entre la indiferente multitud esta silenciosa tempestad de mi cabeza. Así vengo viviendo; pero todas las cosas tienen un término, y a éstas hay que ponerles punto.

El insomnio y la fantasía siguen y siguen procreando en monstruoso maridaje. Sus creaciones, apretadas ya como las raquíticas plantas de un vivero, pugnan por dilatar su fantástica existencia disputándose los átomos de la memoria, como el escaso jugo de una tierra estéril. Necesario es abrir paso a las aguas profundas, que acabarán por romper el dique, diariamente aumentadas por un manantial vivo.

¡Andad, pues! Andad y vivid con la única vida que puedo daros. Mi inteligencia os nutrirá lo suficiente para que seáis palpables; os vestirá, aunque sea de harapos, lo bastante para que no avergüence vuestra desnudez. Yo quisiera forjar para cada uno de vosotros una maravillosa estrofa tejida con frases exquisitas, en la que os pudierais envolver con orgullo como en un manto de púrpura. Yo quisiera poder cincelar la forma que ha de conteneros, como se cincela el vaso de oro que ha de guardar un preciado perfume. Mas es imposible.

No obstante, necesito descansar; necesito, del mismo modo que se sangra el cuerpo por cuyas henchidas venas se precipita la sangre con pletórico empuje, desahogar el cerebro, insuficiente a contener tantos absurdos.

Quedad, pues, consignados aquí como la estela nebulosa que señala el paso de un desconocido cometa, como los átomos dispersos de un mundo en embrión que avienta por el aire la muerte antes que su creador haya podido pronunciar el fiat lux que separa la claridad de las sombras.

No quiero que en mis noches sin sueño volváis a pasar por delante de mis ojos en extravagante procesión pidiéndome, con gestos y contorsiones, que os saque a la vida de la realidad, del limbo en que vivís, semejantes a fantasmas sin consistencia. No quiero que al romperse este arpa, vieja y cascada ya, se pierdan, a la vez que el instrumento, las ignoradas notas que contenía. Deseo ocuparme un poco del mundo que me rodea, pudiendo, una vez vacío, apartar los ojos de este otro mundo que llevo dentro de la cabeza. El sentido común, que es la barrera de los sueños, comienza a flaquear, y las gentes de diversos campos se mezclan y confunden. Me cuesta trabajo saber qué cosas he soñado y cuáles me han sucedido. Mis afectos se reparten entre fantasmas de la imaginación y personajes reales. Mi memoria clasifica, revueltos, nombres y fechas de mujeres y días que han muerto o han pasado, con los días y mujeres que no han existido sino en mi mente. Preciso es acabar arrojándoos de la cabeza de una vez para siempre.

Si morir es dormir, quiero dormir en paz en la noche de la muerte, sin que vengáis a ser mi pesadilla maldiciéndome por haberos condenado a la nada antes de haber nacido. Id, pues, al mundo a cuyo contacto fuisteis engendrados, y quedad en él como el eco que encontraron en un alma que pasó por la tierra sus alegrías y sus dolores, sus esperanzas y sus luchas.

Tal vez muy pronto tendré que hacer la maleta para el gran viaje. De una hora a otra puede desligarse el espíritu de la materia para remontarse a regiones más puras. No quiero, cuando esto suceda, llevar conmigo, como el abigarrado equipaje de un saltimbanqui, el tesoro de oropeles y guiñapos que ha ido acumulando la fantasía en los desvanes del cerebro.

Gustavo Adolfo Bécquer
Junio de 1868

El fantasma

mayo 3, 2009 — Deja un comentario

fantasmaEl fantasma
Juan del Páramo
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 7 Minutos
Música: OpenMus
Audio completo
Audiolibro gratis

 

Escuchar Audiorrelato completo:

Descargar ahora

Seudónimo del autor: Juan del Páramo.
Nombre del autor: Jonathan Alexander España Eraso.
Introducción: Víctor Hugo.

Primer audiolibro de nuestra colección.

Texto

Quienquiera que tú seas, teme, en esa honda sima,
El roce de los vagos pasajeros del sueño…
¡Oh! ¡Los soplos! ¡Temed los soplos de la noche!
¿Adónde os arrebatan? Los cautivos de un sueño
se hacen sueño ellos mismos y caen, fatalmente,
en el enjambre negro de los rostros etéreos.
Víctor Hugo.

El cigarrillo dibuja la muerte y él también la dibuja, convirtiendo a aquella pasión en la solitaria soledad de su aposento.

Todo se muere: la rosa, el amor, los humores, tu rostro, la vida, el olvido, la muerte; también esta palabra se muere, su lectura, su ruido; solo queda un recurso: convertir a la muerte en pasión. Entre deseos y paredes, la silla crepita y ese es el único sonido que interrumpe el silencio; Un hombre imagina fantasmas viviendo dentro del closet y sonríe sin darse cuenta ante el último vestigio de los miedos de la niñez.

Él dibuja ventanas en todas partes, en los muros más altos y en los muros más bajos, en la paredes deformes, en los rincones, en el cielo y hasta en el piso y los techos; dibuja ventanas como si dibujara pájaros o montañas, en el día, en la noche, en las miradas y en los ojos de los fantasmas; habla de diversos ojos: ojos mortecinos e hinchados de noctámbulos, ojos falsos y ojerosos, ojos entornados casi expirantes entre los párpados enrojecidos por el llanto, ojos lagañosos por la enfermedad… todos los ojos de los fantasmas he visto en torno mío –comentó alguna vez- y para él los fantasmas eran solo ojos separados de todo, que se movían aquí y allá, dentro y fuera del closet para mirarlo. Pero él seguía incesante en su tarea, dibujando ventanas en los alrededores de la muerte, en las tumbas y los árboles; dibujaba ventanas en las puertas, pero nunca dibujó
una puerta; no quería entrar ni salir de su aposento, sabía que no se podía, solamente quería ver: ver, porque también era un fantasma y dibujaba ventanas en todas partes.

Cierta noche se acercó a la ventana que dibujó en la pared de su morada, daba a la calle; aquella ventana le mostraba luces tenues que rompían la oscuridad, pero que no eran suficientes para advertir si los peatones siguen deambulando o si está sola también su mirada, palpablemente sorda allá afuera: ¿por qué le pesará tanto la vida a veces, si es un fantasma?

Se acerca más a la ventana, la abre y un par de gotas logran alcanzarlo -es sabido que la noche cálida augura lluvia-. Ahora los árboles, los autos, las casas y la calle adquieren el brillo del agua, parece que todo estuviera plastificado o cristalizado; la quietud del paisaje es una certeza; solo algunas hojas se atreven a moverse y el agua, claro.

Bajo la luz que chorrea una columna de alumbrado, una mujer llama su atención, llama su mirada, su mirada de fantasma. El cuerpo preparado para un salto, los brazos extendidos como si un cisne estuviera a punto de emprender el vuelo, las palmas hacia arriba como si no quisiera que se le escapase la lluvia. Lleva un vestido suave o eso adivina por el modo en que se le adhiere al cuerpo; no ve la expresión de la cara pero habrá una sonrisa húmeda y unos ojos llenos de ensueño. Y él que no puede apartar su ciega y fría mirada de lo único vivo de la calle. Esa imagen, esa mujer, forma una simbiosis con el agua y con él mismo, que se pone bajo su piel sintiendo cada gota golpear y erizar su suavidad mientras resbala por el cuello y es absorbida y empapada en el escote. La recorre, porque él también es lluvia en la noche, él también la toca con la mirada y empapa su vestido.

Lucres Raras

 

La razón fantasma le grita que está loco, fantasma (fantasma loco), pero qué importa la cordura fantasmal si por primera vez la pasión puede adueñarse por un instante de la belleza, de la dibujada re-creación.

Y ahí, en medio del silencio de su aposento, los fantasmas salen con libertad del closet mientras un hombre-fantasma mira cómo se desdobla y danza en el cuerpo de una mujer, bajo una noche mojada.

Un grito desgarra la noche y se silencia con la frenada violenta de un camión encendido hasta el techo con luces de una ciudad entera de neones, el aposento está mojado, el cuerpo aún está tibio, sus ojos recién comienzan a cerrarse; un manto negro se adueña de la última mirada desdibujada, los vestigios fantasmales empiezan a renacer nuevamente en el closet…..


BackgroundLa creación-Poema indio
Leyenda
Gustavo Adolfo Bécquer
Voz: María Teresa Rámírez García
Duración: 15 Minutos
Música: Tom Fahy (cc:by-sa)

 

 

Escuchar demo:

Precio de la descarga: 2 Euros

DESCARGAR AUDIOLIBRO

Los aéreos picos del Himalaya se coronan de nieblas oscuras en cuyo seno hierve el rayo, y sobre las llanuras que se extienden a sus pies flotan nubes de ópalo, que derraman sobre las flores un rocío de perlas.

 Ilustración con el Himlaya de fondo

Sobre la onda pura del Ganges se mece la simbólica flor del loto, y en la ribera aguarda su víctima el cocodrilo, verde como las hojas de las plantas acuáticas, que lo esconden a los ojos del viajero.

En las selvas del Indostán hay árboles gigantescos, cuyas ramas ofrecen un pabellón al cansado peregrino, y otros cuya sombra letal lo llevan desde el sueño a la muerte.

El amor es un caos de luz y de tinieblas; la mujer, una amalgama de perjurios y ternura; el hombre un abismo de grandeza y pequeñez; la vida, en fin, puede compararse a una larga cadena con eslabones de hierro y de oro…

Audiolibros de literatura española

Descargar Leyenda

Ajorca de oro, La

abril 29, 2009 — 1 comentario

Ajorca
La Ajorca de Oro
Leyenda
Gustavo Adolfo Bécquer
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 20 Minutos
Música: Distimia y Antonio Raffone (cc:by-sa)

 

Escuchar Demo:

Precio de la descarga: 2 Euros

DESCARGAR AUDIOLIBRO

Gustavo Adolfo Bécquer nació en Sevilla en 1838 y falleció en Madrid en 1870.
Sus poesías líricas (Rimas) y sus Leyendas ejercieron gran influencia en España. Alcanzó amplia popularidad y la crítica le reconoce valores superiores a la mayoría de los poetas románticos.

Imagen: Interior de la Catedral de Toledo

La ajorca de oro cuenta la historia de Pedro y su amada María la cual ansiaba poseer la ajorca de oro de la Virgen del Sagrario de Toledo.

Descargar Audiolibro : La ajorca de oro