Archivos para Nuevos Autores

Poema : Escribo

octubre 20, 2010 — 6 comentarios

Portada de la edición impresa Luces de Gálibo : PoesíaPoema : Escribo
Nuria Ruiz de Viñaspre
Tablas de carnicero
Voz: Julia Fernández Ruiz
Duración: 1:16
Música: Wim Mertens
Creative Commons: cc:by-nc-sa

Escuchar Poema:

Descargar el poema gratis

Sobre la autora

Nuria Ruiz de Viñaspre nació el 13 de agosto de 1969 en Logroño. Actualmente trabaja como editora de textos en el Grupo Anaya.
Ha publicado títulos como “El mar de los suicidas” (1999), “Desvaríos subterráneos” (2001), “El campo de tus sueños rojos” (2003), “Ahora que el amor se me instala” (2004), “La geometría del vientre” (2008), “El pez místico” (Olifante, 2009) y “Tablas de carnicero” (2010). Próximo trabajo, “Órbita cementerio” (2011).
Ha sido finalista en diversos premios de poesía. En 2004 ganó el XX Premio de Poesía Ciudad de Tudela (Navarra). Algunas de sus obras han sido traducidas al portugués, al inglés y al persa.
Ha intervenido en diversos Festivales de Poesía. Parte de su trabajo se puede encontrar en revistas literarias así como en diversas antologías. Su obra está incluida en el Diccionario de Autores de la Cátedra de Miguel Delibes.

Más detalles biográficos y de su obra en www.rasca-cielos.blogspot.com

Sobre “Tablas de carnicero”

Tablas de carnicero es una gran metáfora. No es un libro que hable de comer o no comer carne, habla de la ética humana. En “Tablas de carnicero” la protección a la vaca significa no sólo proteger a la vaca; significa proteger TODO lo que vive y es indefenso o débil en el mundo. Muestra una analogía entre las reses y los individuos de una sociedad donde los débiles son tratados con la misma crueldad con la que la sociedad trata a los animales.

escribo

escribo sobre parturientas vacas

sobre vacas cualificadas y calificadas

sobre escuálidas calcificadas

sobre vacas-puta y estómagos vacíos

sobre mujeres-vaca-embarazadas

sobre mujeres-calle-lluvia-niebla

sobre mujeres-arcén

sobre mujeres-arcén saboteadas

sobre asexuadas también

escribo

pero escribo con manos de lavar a mano

de tender la ropa y regar las plantas

con manos de cocer acelga

de lavar verdura y acunar al niño

con manos de labrar la tierra

de tocarlo todo

de arrullar más manos callejeras

para compartir la ira

con manos de escribirlo todo

pero con manos-tijera escribo

escribo sobre mujeres-pirámide invertida

sobre la mesa de carnicero

en que se ha convertido el estómago del Mundo

sobre mujeres-mundo con amputadas manos

si no labramos su futuro

sobre mujeres con presentes recortados a cuchilla

Literatura española

Poesía

Nuevos Autores

Descargar audio en mp3

Anuncios

El último Amorántico

septiembre 26, 2010 — 10 comentarios

El último Amorántico
Poemas
Juan Víctor Sánchez Pérez
(Jonvic)
Voz: Juan Víctor Sánchez Pérez
Prólogo: Sacha Criado
Duración : 30 Minutos
Música: Lena Selyanina, Shane D Rymer, Aufklarung & Harold Azmed (cc:by-sa)
FX: Audiolibro.org
Nuevos Autores

Escuchar Prólogo:

Yo canto a los poetas:

Descargar gratis este poema

Precio de la descarga : 2 Euros (21 pistas)

DESCARGAR EL ÚLTIMO AMORÁNTICO

Las palabras no viajan como la luz, en línea recta, más bien van dando tumbos, como las bolsas de plástico que el viento lleva y trae a su capricho.
Es por ello que “El último amorántico” se compone de trozos, de jirones de palabras que se unieron de la mano de Miguel Gamazo, entresacadas de otro montón de ellas que a su vez quedaron reunidas de casualidad, como un poso, como el azar quiso, desde el torrente de palabras que escribo, o mejor dicho, desde el río de palabras que se dejan atrapar por mi pluma y caen en la telaraña de los papeles en blanco.
Así, estos 500 versos resultan ser una “mini-antología” de toda “mi obra”, si es que se puede poner el posesivo al que se limita a traducir sentimientos.
No es pues cuestión de tomar este libro como algo unívoco que posea coherencia intrínseca, sino como pinceladas de distintas épocas y distintos estilos.

Espero que lo disfrutéis. Un abrazo.

Juan Víctor Sánchez Pérez

Descargar el último amorántico

Nota:

No quisiera dar por terminado este “guiño de palabras” sin nombrar desde el recuerdo y, por lo tanto, desde el cariño, a esos hombres a cuyos “hombros de gigantes” me he ido subiendo, como el mono se sube a los árboles desde pequeño, sin ser muy consciente de el cómo y el porqué.
Así, he tenido el placer de tener amigos como Waldo Santos, cuyas inolvidables tardes-noches de sopas de pastor y poesía eran todo un Ateneo inolvidable; Patxi Acevedo, de confesión vinoautista, que a buen seguro andará por la viña del Señor dando guerra y que me enseñó una perspectiva distinta de la vida; Ramón Abrantes, dueño de las curvas y gran tertuliano; Luis Quico, con su sentido del humor siempre vivo, como los colores de sus obras; Claudio Rodríguez, el hombre de la profunda mirada y la voz estrellada, que no dudó en su día en animarme para publicar mis poemas; Remigio González (Adares) el poeta de El Corrillo en Salamanca, que nos recordaba a todos que la poesía es necesaria; mis conversaciones con él eran agradablemente interminables; Pepe Bernal, que me enseñó latín, en todo el amplio sentido de la frase y en fin, a mi abuelo D. Leoncio, el practicante, que fue lo más parecido a un artista que he tenido en mi familia y cuyo Ser rezumaba en sí mismo poesía.
Todos, Hombres de una pieza, monolitos que sostienen el horizonte, ramas sin cuya existencia el árbol sería un simple tronco.
A todos ellos, que en PAZ descansen y mil GRACIAS, que a los vivos ya se las daré de viva voz.

Edición impresa: Cubierta y Contracubierta

Cuatro besos sobre cuatro versos… Las palabras flotan en el aire…” así comienza este viaje sin retorno de quien se afana por hacer de las palabras su templo y sólo ser, sabiendo que no se es nada.
Viaje de quien naufraga por atreverse a buscar puertos distintos, y nunca se rinde.
Viaje de quien es capaz de recrear a cada paso lo vivido porque es capaz de mancharse con la vida y vivirlo todo desde dentro.
Viaje de quien es capaz de asombrarse y soñar bien despierto, que es como se sueña lo importante, con un mundo “sin amores de plástico impermeable” y anhela la profunda “paz de la piedra” mientras se vuelca a sí mismo en un trozo de papel que cobra vida.
A la deriva podremos sentir que “todo es un mar”, y que hay almas que se desnudan y tienen algo que decir aún más digno que el silencio.
“Es hoy que os predico esta locura” aún hay alguien que vibra “pero no con un vibrar de campanas, no” hay quien vibra con voz firme, pasos ciertos y, además, se deja herir por llevar el alma a flor de piel y sus entrañas a la intemperie.
Os invito, y me invito, a dejar que este “sol de palabras” ilumine nuestras sombras y a temblar de puro asombro.
Jaime Sanz

Descargar el último amorántico

 

Una fulla a la barba

septiembre 7, 2010 — Deja un comentario

audiollibre gratisUna fulla a la barba
Marc Extraña
Audiollibre
Voz: Anna Antoñico
Duración: 39 Minutos
Música: Eracilon & Alexander Blue (cc:by-nc-sa)
Descarga Directa gratuita

FREE DOWNLOAD

MARC EXTRAÑA, és el jove autor de “UNA FULLA A LA BARBA”, nascut a Barcelona l’any 1977, licenciat en Humanitats. El seu interés per la escriptura el va dur a presentar-se al certamen de Literatura de la ciutat de Tarragona “DOMENCH GUANSE”, resultant guanyador, l’any 1995.

Si fem un resum del relat, diríem que es tracta d’una reflexió del que com a éssers humans perdem al no valorar la natura en tota la seva màgia.

En Klein, el gnom protagonista, enyora els temps en que el bosc era la seva vida i junt amb els seus companys ens volen  transmetre el valor de l’amistad, la tristor de la soledat i l’enyorança cap a les seves arrels.

Descargar Audiolibro gratis

Audiollibres en catalá

La guitarra

julio 21, 2010 — 6 comentarios

La Guitarra
Poema
Juan Víctor Sánchez Pérez
Voz: Juan Víctor Sánchez Pérez
Duración: 00:51
Música: classiccat (cc:by-nc-sa)
Descarga directa gratis

Escuchar Poema

Descargar poema

Este poema, es un humilde homenaje a la guitarra española que siempre me fascinó con su idioma propio y su aparente simplicidad.
Un amigo, profesor de literatura, me dijo que estaba influído por Espronceda, del que por aquél entonces yo tan sólo conocía “La canción del pirata“. Tras años de oscuridad, hoy me permito el placer de dedicárselo, gracias a “audio-libro.com” a todos los amantes de la guitarra y de la poesía.
Un abrazo.

 

Juan Víctor Sánchez Pérez


LA GUITARRA

En la oscuridad de la noche,

como un brillante fantasma,

un ruido ¡Rompe, ruge, rasga!

Sin razones ni reproches:

La melodiosa guitarra.

¡Cómo riman risueños!

¡Cómo rezuman …!

¡Cómo regresan los sueños!

¡Cómo se suman

cuerda, voz y mucho empeño,

se retocan y regulan

para nacer un pequeño,

para dejar que se unan

el arte, la voz … Y el sueño …!

Poesía
Literatura española
Audiolibros gratis
Descargar gratis este poema

Fiesta de toros

mayo 24, 2010 — 2 comentarios

Fiesta de toros
Poema
Juan Víctor Sánchez Pérez
Voz: Juan Víctor Sánchez Pérez
Duración: 3:40
Musica & FX: Audiolibro.org
Descarga Directa Gratis

Escuchar demo:

Descargar gratis este poema

Homenaje al toro de lidia.

En estos tiempos en los que la polémica abunda sobre la fiesta de los toros, quizá quiera verse en este poema una defensa o un ataque en contra de la misma. Nada más lejos de la intención del autor, que se limita a escribir lo que siente por el toro y cómo lo siente, ensalzando la estética de la tauromaquia al mismo tiempo que compara la injusticia humana con la muerte del toro en la plaza. Que cada cual entienda lo que quiera entender. La obra es un homenaje hacia el toro de lidia, escrita cuando esta controversia no estaba de moda, sin pretensiones de entrar en la polémica sobre la fiesta nacional.

FIESTA DE TOROS

Naces negro y blanco,

creces blanco y negro

entre las flores …

Entre tomillo y romero,

entre los nobles olores …

¡Rompes de pronto en tu plaza,

joven y fuerte y valiente!

¡Sin nadie que te dé caza,

sin nadie que te haga frente!

Olisqueas el albero,

presientes la muchedumbre

y te arrancas bravo y fiero

sembrando la incertidumbre …

Mas … ¡Cuán será tu sorpresa

al advertir el engaño!

Pues cuando alcanzas tu presa

tan sólo el aire atraviesas

persiguiendo un rojo paño …

Continuar leyendo…

La noche Poema

mayo 13, 2010 — 9 comentarios

La noche
Poema
Juan Víctor Sánchez Pérez
Voz: Juan Víctor Sánchez Pérez
Duración: 4:28
Música: Classiccat
Descarga directa gratuita

Escuchar Poema:

Descargar gratis este poema

Juan Víctor Sánchez Pérez (Jonvic). Zamora (1966).

Obras de teatro, exposiciones de pintura, ponencias poéticas….Quizá lo que faltaba, dentro del perfil de este ecléctico autor, era esto, un libro formal de su poesía.

Aunque sus poemas se han hecho públicos en varias ocasiones –RNE (1988-1990), Cadena SER (1991-1993), Semanario LAS NOTICIAS (1998-1999), Revista BARANDALES (1999) y diversas ponencias poéticas (Caja España, Gema del Vino, Universidad de la Experiencia, etc.) – es la primera vez que se publica un libro con alguno de sus poemas.

Dedicado a la palabra desde siempre, teatro, pintura, todo lo que implicase creatividad, hace años (1988-2009) que exporta el castellano de nuestra querida Zamora en plataformas digitales a nivel internacional trabajando para el S.B.O. (Madrid), dando cursos de dicción, animando a otros a escribir…

Jonvic: La Noche

“El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo.”

Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filósofo alemán.

Quizá fue por esto que decía Nietzsche, o quizá por pura rebeldía, que mi juventud escribió estos versos, en contraposición con tantas vanguardias (años 70-80 ), en la creencia de que tarde o temprano la poesía tendería a un nuevo neoclasicismo buscando una estética formal que pusiera fin a tanto despropósito sensacionalista. Por esto, “La noche”, que pertenece a mi primera época de escritor, busca casi obsesivamente la rima. Es producto de las sensaciones de una “noche en blanco” y su consiguiente amanecer en tierras de Castilla, y ahora “amanecen” aquellas palabras escritas en el silencio a través de este portal “audio-libro.com” donde estoy encantado de que al fin cobren sentido, mimadas con el cariño que estas personas ponen en todo lo que hacen.

Os presento y me presento con “La noche” en ésta página, catapulta impensable cuando nació este poema hacia vosotros, amantes de la poesía y de la literatura en general, esperando que sea de vuestro agrado.

Un abrazo a todos.

 

LA NOCHE

Negra … Quizá demasiado azul intenso …

Mansa … Y herméticamente callada.

Mensajera de lo hondo y de lo denso.

¡Armonía y turbulencia derramada …!

Niebla en transparencia oscura

en miles de reflejos traspasada …

Síntoma de muerte, de pasión y de locura.

¡Planeta inexpugnable en leyes sabias!

Reina de la magia.

Señora de las sombras.

Fiel carcelera de audacias

y espejo de anheladas obras …

¡Oráculo divino de sirenas,

amante de poetas

corazón errante,

morada palaciega de profetas!

Tú te mezclas, te absorbes

en la luz de las tinieblas

y entristeces …

Tu llanto se llueve, se remoja

empapándolo todo

y anocheces …

¡Asesina de las horas y del sueño!

¡Monstruosa pesadilla en el desvelo

de las almas que enamoras y enloqueces!

Heroína de aventuras,

de traiciones, confusiones y desdenes …

Tú te ocultas entre rostros

cubiertos con sus manos invisibles,

tú te pintas en el fondo

perfilando las aristas,

retocando con cuidado lo temible …

Tú, dulce dama escondida,

en castillos de silencio refugiada,

instrumento mortal de madrugadas

portadora de sencillas melodías …

Tú, torrente infinito

eres embalse de calma

eres fiero, veloz torbellino,

eres caricia en el alma …

¡Cielo maldito, embrujado!

¡Pantalla de ardientes deseos!

¡Templo antiguo profanado

por cultos, creyentes y ateos!

Rebelde golondrina de alas tensas

de pico fino, recto y afilado,

de mil estrellas derramadas son tus venas

de blanca luna tu pecho repujado …

¡Eterno abismo acostado,

dormida y profunda esfera,

cazadora furtiva de estridencia

protectora con tus manos del espacio!

Un zarpazo incontenible de lo etéreo

¡Oh! sumisa esposa de tu fiel ocaso,

domadora de montañas y remansos,

te percibe por colinas y senderos …

¡Barca que remas sin velas,

prisma molido en pedazos!

¡Diosa al fin de cuantas penas

amparas en tu regazo!

Vengadora del sol …

Arte y tormenta

saludan tu lento paso.

Eres amo y señor …

Eres paciencia que sostienes

fuertemente con tu brazo …

Inagotable tintero

de escritores, pensadores

y embusteros …

Tú remontas con tu vuelo interminable

las palabras de un relato indescriptible,

tú te asomas avanzando con mil naves

al abismo que supone lo imposible …

Y al amanecer …

¡Eres bravura de mar

en ola radiante y fugaz,

en espeluznante cabriola.

Eres guerra y eres paz.

Eres, en algún lugar,

una reptante aureola …!

¡Filo de hierro templado,

empuñadura de acero,

rostro frío, mármol negro,

y oro bruñido al costado …!

Descargar este poema gratis

Más poesía


salpicada de luna llena Salpicada de luna llena
María José Hernández
Voz: Marta Salvador Torras
Duración: 4:24
Música: Mikel Urtasun
Audiolibro gratis

 

Escuchar Audiolibro:

Descargar audiolibro


Salpicada de luna llena” escrito por Maria José Hernández Hernández, es el relato que da nombre a su primer libro. Un mosaico de imágenes y de ideas unidas con piezas precisas. Palabras nutridas de dobles sentidos, estímulos para el crecimiento personal, que inducen a la meditación, para notarnos que nunca, nunca se camina solo en el río de la vida “formas parte de un universo completo que se envuelve a sí mismo, en un abrazo, eterno, calido y hermoso”.

Maria José, tiene tres hijas y una gata parda. Logró acabar Derecho y estudió guión de Cine y Televisión, para encontrar su vocación de escritora años más tarde. Ha colaborado además con diferentes medios: la revista la Káskara Marga y El Celador, en el periódico El Día, de Tenerife y en La Voz, de Palma. “El fotógrafo” fue emitido en el programa de la Cadena Ser “La linterna” aparece y aparece recogido en el volumen Cien relatos geniales.

Todos los relatos de Salpicada de luna llena. Visita la página!

Audiolibros gratis


Salpicada de Luna llena

Texto completo

Salpicada de luna llena… llena de olvidados senderos que a mi memoria llaman… llaman voces suspirando mi nombre y cada letra se convierte en una nota… nota mi corazón la caricia tenue de lo que no se nombra, el suave contacto de los sentimientos vertiéndose en el fondo del alma… alma que vuelas y te confundes entre los rayos de sol que, atravesando el verde laberinto del bosque, descienden hasta el suelo… suelo caminar dormida entre sueños buscando algo que nunca encuentro… encuentro absurdo pensar que todo acaba cuando la realidad es que siempre comienza… comienza a cerrarse el círculo cuyo trazo dibujó el tiempo… tiempo de amar sin recuerdos, sin palabras ni nombres, porque el amor no tiene siluetas ni formas… formas parte de un universo completo que se envuelve a sí mismo en un abrazo eterno, cálido y hermoso… hermoso sería ser siempre conscientes de que nada es como a nuestros sentidos les parece… parece ser que en esta noche todas las noches se funden y las respiraciones de todos los seres se confunden en un único hálito de vida; palpitando el ulular del ave nocturna en el interior del insecto que, creyendo que la luz de mi dormitorio es la del día, bate sus alas y volando en el interior de mi cerebro provoca la transformación de mis pensamientos que, atravesando veloces la oscuridad, encuentran el canto eléctrico de los grillos rompiendo el silencio en mil pedazos de cristal multicolor que, unidos en caprichoso desorden, alegran los ventanales de una iglesia; y así la iglesia se torna águila alzando el vuelo de sus campanas hacia el infinito azul… azul es la mirada del niño que se asoma a través de los ojos del hombre de generosa nobleza y palabras que desde el corazón fluyen… fluyen los ríos desde pequeños manantiales, bulliciosos como infantes, cobrando fuerza a cada paso, creciendo ante cada roca que ingenua cree obstaculizar su incesante marcha hasta el vasto océano donde, tras azaroso viaje, al fin se serenan y dejándose arrastrar hacia desconocidas profundidades, funden su dulce frescor de transparente cristal entre algas, yodo y sal… sal hacia el paisaje que envuelve e inunda cada molécula de lo que erróneamente denominas tu ser y cierra tras de ti, de una vez y para siempre, todas las puertas que creíste protegían tu intimidad, porque no existe tal intimidad, ni tales puertas, ni tal ser, ni tal necesidad de protección. Disuelve tus sentidos antes de que el último sueño lo haga por ti y permítete zambullirte en el océano de vida que no conoce palabras como principio o fin, que nada sabe de humanos conceptos como dentro o fuera… fuera de toda duda quedan mi sinceridad y mi convicción cuando este corazón se inunda de sentimientos de afecto y comprensión, o de lágrimas que ansian barrer el sufrimiento de un mundo incompleto en su ignorancia, de una humanidad confusa y perdida en su propio laberinto inexistente, de mentiras y engaños salpicada… salpicada de luna llena…

Descargar

Literatura española

El fantasma

mayo 3, 2009 — Deja un comentario

fantasmaEl fantasma
Juan del Páramo
Voz: María Teresa Ramírez García
Duración: 7 Minutos
Música: OpenMus
Audio completo
Audiolibro gratis

 

Escuchar Audiorrelato completo:

Descargar ahora

Seudónimo del autor: Juan del Páramo.
Nombre del autor: Jonathan Alexander España Eraso.
Introducción: Víctor Hugo.

Primer audiolibro de nuestra colección.

Texto

Quienquiera que tú seas, teme, en esa honda sima,
El roce de los vagos pasajeros del sueño…
¡Oh! ¡Los soplos! ¡Temed los soplos de la noche!
¿Adónde os arrebatan? Los cautivos de un sueño
se hacen sueño ellos mismos y caen, fatalmente,
en el enjambre negro de los rostros etéreos.
Víctor Hugo.

El cigarrillo dibuja la muerte y él también la dibuja, convirtiendo a aquella pasión en la solitaria soledad de su aposento.

Todo se muere: la rosa, el amor, los humores, tu rostro, la vida, el olvido, la muerte; también esta palabra se muere, su lectura, su ruido; solo queda un recurso: convertir a la muerte en pasión. Entre deseos y paredes, la silla crepita y ese es el único sonido que interrumpe el silencio; Un hombre imagina fantasmas viviendo dentro del closet y sonríe sin darse cuenta ante el último vestigio de los miedos de la niñez.

Él dibuja ventanas en todas partes, en los muros más altos y en los muros más bajos, en la paredes deformes, en los rincones, en el cielo y hasta en el piso y los techos; dibuja ventanas como si dibujara pájaros o montañas, en el día, en la noche, en las miradas y en los ojos de los fantasmas; habla de diversos ojos: ojos mortecinos e hinchados de noctámbulos, ojos falsos y ojerosos, ojos entornados casi expirantes entre los párpados enrojecidos por el llanto, ojos lagañosos por la enfermedad… todos los ojos de los fantasmas he visto en torno mío –comentó alguna vez- y para él los fantasmas eran solo ojos separados de todo, que se movían aquí y allá, dentro y fuera del closet para mirarlo. Pero él seguía incesante en su tarea, dibujando ventanas en los alrededores de la muerte, en las tumbas y los árboles; dibujaba ventanas en las puertas, pero nunca dibujó
una puerta; no quería entrar ni salir de su aposento, sabía que no se podía, solamente quería ver: ver, porque también era un fantasma y dibujaba ventanas en todas partes.

Cierta noche se acercó a la ventana que dibujó en la pared de su morada, daba a la calle; aquella ventana le mostraba luces tenues que rompían la oscuridad, pero que no eran suficientes para advertir si los peatones siguen deambulando o si está sola también su mirada, palpablemente sorda allá afuera: ¿por qué le pesará tanto la vida a veces, si es un fantasma?

Se acerca más a la ventana, la abre y un par de gotas logran alcanzarlo -es sabido que la noche cálida augura lluvia-. Ahora los árboles, los autos, las casas y la calle adquieren el brillo del agua, parece que todo estuviera plastificado o cristalizado; la quietud del paisaje es una certeza; solo algunas hojas se atreven a moverse y el agua, claro.

Bajo la luz que chorrea una columna de alumbrado, una mujer llama su atención, llama su mirada, su mirada de fantasma. El cuerpo preparado para un salto, los brazos extendidos como si un cisne estuviera a punto de emprender el vuelo, las palmas hacia arriba como si no quisiera que se le escapase la lluvia. Lleva un vestido suave o eso adivina por el modo en que se le adhiere al cuerpo; no ve la expresión de la cara pero habrá una sonrisa húmeda y unos ojos llenos de ensueño. Y él que no puede apartar su ciega y fría mirada de lo único vivo de la calle. Esa imagen, esa mujer, forma una simbiosis con el agua y con él mismo, que se pone bajo su piel sintiendo cada gota golpear y erizar su suavidad mientras resbala por el cuello y es absorbida y empapada en el escote. La recorre, porque él también es lluvia en la noche, él también la toca con la mirada y empapa su vestido.

Lucres Raras

 

La razón fantasma le grita que está loco, fantasma (fantasma loco), pero qué importa la cordura fantasmal si por primera vez la pasión puede adueñarse por un instante de la belleza, de la dibujada re-creación.

Y ahí, en medio del silencio de su aposento, los fantasmas salen con libertad del closet mientras un hombre-fantasma mira cómo se desdobla y danza en el cuerpo de una mujer, bajo una noche mojada.

Un grito desgarra la noche y se silencia con la frenada violenta de un camión encendido hasta el techo con luces de una ciudad entera de neones, el aposento está mojado, el cuerpo aún está tibio, sus ojos recién comienzan a cerrarse; un manto negro se adueña de la última mirada desdibujada, los vestigios fantasmales empiezan a renacer nuevamente en el closet…..